martes, 30 de agosto de 2011

Un poco de biología de los murciélagos...


El murciélago o murciégalo, es definido por el diccionario de la RAE como “Quiróptero insectívoro que tiene fuertes caninos y los molares con puntas cónicas. Tiene formado el dedo índice de las extremidades torácicas por solo una o a lo más dos falanges y sin uña. Es nocturno y pasa el día colgado cabeza abajo, por medio de las garras de las extremidades posteriores, en los desvanes o en otros lugares escondidos”.
La palabra Murciélago proviene de Murciégalo (del latín mus, muris, ratón, y caecŭlus, dim. de caecus, ciego).
Literalmente ratón ciego.

La definición puede ser más o menos acertada según se mire.
Al ser un orden independiente del de los roedores, la definición de ratón ciego no es correcta. Tampoco por lo de ciegos, ya que tienen los ojos bien desarrollados. Actualmente, se conocen cerca de 5480 especies de mamíferos, de los cuales 1200 son quirópteros. Quiere decir que de cada cuatro mamíferos que hay en el mundo, 1 es un murciélago. El orden de los Quirópteros está especialmente desarrollado al ser un orden muy primitivo dentro de los mamíferos, y ello conlleva a una diversificación extraordinaria. 
 Fósil de quiróptero

Por ello, la afirmación de que son insectívoros tampoco es correcta, ya que los hay frugívoros, los hay pescadores, cazadores de pajarillos, cazadores de anfibios y de lagartijas, además de libadores de polen y néctar. No podemos olvidarnos de los tan “temibles” grupo de vampiros, que están constituidos por unas pocas especies (4 o 5) representados en el continente Sudamericano y Centro America. La especie estrella es la Desmodus rotundus, o Vampiro de Azara.

Desmodus rotundus

Como curiosidad, estos vampiros se alimentan de la sangre pero no la chupan, sino que realizan una pequeña incisión en la piel con los incisivos, y lamen la herida. Su saliva está dotada de un potente anticoagulante que les facilita el trabajo.
Y ya veis, que por un 0,4% de vampiros, la fama que tienen el resto de murciélagos.


El caso es que los murciélagos nunca van a atacar a un ser humano, siempre y cuando no se les incordie. Entendiendo por incordiar, cogerlos con las manos o cualquier otra actuación que los asuste y evitemos que puedan escapar. Entonces el murciélago tratará de defenderse de la agresión simplemente por miedo, y su reacción será la de morder, pero igual de cómo actuaría cualquier animal.
Quiere decir que con no cogerlos es suficiente. Y si se debe cogerlos, para su estudio por ejemplo, se utilizarán guantes y las vacunas deberán llevarse al día, para evitar sorpresas. Porqué pueden llegar a ser portadores de la rabia, aunque igual que perros, caballos, zorros…
Ante todo, respeto. Como deberíamos actuar con cualquier ser vivo.
Siguiendo con las definiciones, la palabra Quiróptero proviene del griego Cheir, mano y –pteros, ala. 
Ala de murciélago

Efectivamente, su mano se ha transformado a lo largo de los millones de años en una extremidad rodeada por una membrana conocida como patagio, que habitualmente rodea el cuerpo entero, de hombro a hombro, y que le permite mantener un vuelo activo, siendo el único mamífero que puede volar de verdad (no planear como las ardillas voladoras…).
En cuanto a la nocturnidad de los murciélagos, hay varios factores que lo razonan.
Por un lado, la máxima adaptación al vuelo que es el patagio es una membrana tan fina y fuertemente capilarizada que en caso de que volaran de día provocaría una excesiva traspiración, pudiendo deshidratarse.
Y por otra, que el espacio aéreo diurno está lleno de aves sumamente especializadas en las artes de la caza: águilas, aguiluchos, halcones, cernícalos, esmerejones, halcotanes… Y de noche, hay muy pocas aves que vuelen, por lo que queda un nicho libre para los murciélagos.
Para terminar tenemos una de las maravillas que la evolución ha dotado a los murciélagos, tanto para poder volar y para poder cazar a oscuras. Se trata de la Ecolocación o biosonar.


En el caso de los murciélagos, consiste en emitir sonidos de alta frecuencia (ultrasonidos, desde 14000Hz hasta 120000Hz en función de las especies) que al chocar contra los objetos rebotan, y esos rebotes son captados por el sistema auditivo, generando una señal nerviosa que crea una imagen en el cerebro, incluso en la más absoluta oscuridad.
 
 Para terminar, un vídeo bastante cachondo de la ecolocalización que nos mostró Juan Tomás en la charla de la Bat Night.



2 comentarios:

elcamperoinquieto.com dijo...

Muyyyyyyyyy interesante...yo soy fan de los murcis...si te quires pasar por mi blog ,tengo varias entradas y otras dos en el tintero.
Ondo ibili!!
Saludos camperos

Charly Wolf dijo...

Muy buena información, jaja, y qué decir de tu video, una manera muy inteligente de acercarse a los que no precisamente gustan de estos magníficos animales. Soy estudiante de biología y me interesaría saber si tienes alguna información no publicada que me puedas ayudar, he comenzado a trabajar con murciélagos frugívoros...gracias!!! y felicidades!!!