domingo, 13 de octubre de 2013

Moritos en Pitillas y una de Víboras...

La verdad es que llevaba sin parar en la Laguna de Pitillas desde la Maratón Ornitológica de este año, allá por finales de abril.
Y el descubrimiento de un grupo de 16 moritos (Plegadis falcinellus) en el lugar, hizo que me acercara un par de días a echar un ojo.
Lo cierto es que no he podido verlos a corta distancia, como lo han hecho varios compañeros. Pero ha valido la pena que me acercara a ver esta especie, que habitualmente no se prodiga por nuestra comunidad.
Por si fuera poco, una joven de Cigüeña negra (Ciconia nigra) andaba por la zona (ésta sí, confiada...) además de algunos Combatientes (Philomachus pugnax) que completaron la jornada.
Además, poder conocer en persona al Campero Inquieto y a Andertxo, fue un gusto, y cómo no, volver a encontrarme con Ricardo y con Dani.
:-)
Qué decir que  hubo otros que también se lo pasaron en grande... Los mosquitos y vulcatoros se pusieron hasta las orejas en el buffet libre que es este cuerpo serrano...
Todavía me pican los sablazos que me dieron!!!!

Panorámica de la Laguna de Pitillas

 Joven de Cigüeña negra (Ciconia ciconia)
 
Morito en vuelo (Plegadis falcinellus)

 
Combatiente (Philomachus pugnax)

Durante la misma semana, pude también disfrutar de otra de mis aficiones, que son los insectos y los ofidios.
En el caso de las culebras y víboras, no entiendo exactamente de dónde proviene la extraordinaria aversión que les produce a ciertas personas.
Se trata de seres pacíficos (pacíficos sí, habéis leído bien), que a no ser que se les moleste, huyen a la mínima señal de peligro pero que en ocasiones, pueden acercarse a zonas habitadas e incluso entrar en garajes o viviendas de planta baja.
En ese caso, por favor, no las matéis (doy por hecho que en el campo las dejaréis en paz...). Venced al miedo y al pavor que os provocan, y tratad de avisar a alguien para que las recoja. Podéis llamar al 112 solicitando la presencia del personal de  Emergencias Ambientales o a cualquier amante de la naturaleza que conozcáis, que gustosamente os la sacará de casa y la devolverá al campo, donde no olvidéis, juegan un papel vital en el control de las poblaciones de especies como ratas, ratones, topillos... que se consideran en muchos casos plagas, y que pueden dañar cultivos, huertas...
Evidentemente, NO LAS TOQUÉIS. Tratarán por todos los medios de escurrirse y alejarse de donde prevean peligro. La gran mayoría en el caso de verse atrapadas, como defensa tratarán de avisaros de que no las molestéis. Bufarán, levantarán la parte anterior del cuerpo y la cabeza, e incluso algunas pueden lanzarse al ataque como medio de defensa (ojo con las de Culebras de escalera). Precaución también con las mascotas. Tantos años domesticados por el ser humano, algunas se vuelven tontas y meten el hocico donde no deben, sin entender las señales de aviso que lanzan las culebras y las víboras.
Algunas pueden tener veneno y una picadura, puede ser muy dolorosa y debe ser tratada de inmediato por personal médico. No os fijéis en las paridas que hacen ciertos personajillos de la tele que van en "crocks" por selvas tropicales y enganchan con la mano todo lo que se mueve...

En este caso, una preciosa Víbora aspid (Vipera aspis) de unos 15 cm de longitud, que "colaboró" como un auténtico profesional para que pudiera retratarlo a mi gusto...
 

Mariposa de la familia de los Zigénidos (Zygaena fausta)

4 comentarios:

Ricardo Rodriguez dijo...

La víbora BESTIAL y la clase MAGISTRAL.
Un saludo

Lander Goñi dijo...

Gracias Ricardo!!

Ander Yomismo dijo...

Encantado de haberte conocido, simplemente para que sepas yo aun tengo algun picotazo por el codo jajajaj y muy buen reportage
saludos

VidAnimal con Oscar dijo...

Hola, esta preciosa vibora aspid, ¿dónde la has localizado?