martes, 28 de octubre de 2008

Final Ier Congreso Ornitología de Navarra

El pasado viernes, día 24 y el fin de semana (días 25 y 26), se celebró el Ier Congreso de Ornitología de Navarra. Organizado por la entidad Gorosti, que cumplía su 25 aniversario, y encabezado por Juan I. Dean y por José Ardaiz, no queda más que analizar y extraer las pertinentes conclusiones.

Después de tres intensos días, que han supuesto por una parte, el reencuentro con viejos conocidos y por otra, conocer a nuevos compañeros de pasión y de enormes profesionales del ramo, no puedo más que felicitar a los organizadores y a los ponentes, por los temas tratados así como por su rigurosidad.

El viernes, a primera hora, contamos con la presencia de la clase política en la inauguración del congreso. Por una parte, el Sr. Torrens, como Presidente de la Mancomunidad de Aguas de Pamplona, y propietaria de las instalaciones. Y por otro, a la Sra. Sanzberro, Consejera de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra y al Sr. Corpas, Consejero de Cultura del Gobierno de Navarra. Lástima que no se quedaran a todas las charlas, y especialmente a las del sábado, donde podrían haber tomado cuenta de las peticiones que se realizaban desde las ponencias.

Del primer día, me quedo con el homenaje a los precursores de las entidades naturalistas a nivel estatal, y que constituyeron la organización ANAN (Agrupación de Amigos de la Naturaleza de Navarra). Se trata del Sr. Antonio Rodriguez Arbeloa y el Sr. Juan Jesus Iribarren Onsalo. Además, se contó con la presencia del Sr. Jesus Elosegui, co fundador de la SEO y de Aranzadi.

Todos ellos nos deleitaron con su desenfadada charla, acerca de sus inicios y de las problemáticas de la época, amén de diversos chascarrillos.

No obstante, deben ser modelos a seguir, ya que con escasos medios técnicos y humanos, consiguieron con su buen hacer innumerables logros que hoy en día nos parecen imposibles de alcanzar.

El segundo día contó con gran número de ponencias, si bien, es complicado resumir todas.

A destacar las charlas de Jesus Mª Lekuona, acerca de avetoros y de garzas y cormoranes, tan de actualidad en estos tiempos de restricciones a la pesca deportiva; la de Diego Villanúa, acerca de la relación de la Conservación con la Caza, en la que existe un llamamiento implícito a la reconciliación de dos grupos no tan distanciados el uno del otro; la de Jose Antonio Donazar, sobre el declive de los Alimoches de Bardenas y por extensión, los del resto del estado; Y especialmente la de Roberto “Antxon”, acerca de la problemática de la Alondra de Dupont en Navarra, relacionada con las políticas ambientales de concentración parcelaria, etc.

Para extraer las conclusiones, habrá que esperar unos días, hasta digerir toda la información.